Consejos para viajar con tu gato en bus: todo lo que debes saber

Viajar en bus con un gato puede ser una experiencia divertida e interesante para ambos. Es importante que sepas todo lo que necesitas saber para hacer que el viaje sea agradable para tu gato y que tengas en cuenta todas las medidas de seguridad. Esto te ayudará a disfrutar al máximo de la experiencia y a mantener a tu gato seguro y protegido.

Reglamento General de Circulación

De acuerdo con el Reglamento General de Circulación, a excepción de los perros de asistencia, no es posible el transporte de animales en el habitáculo destinado a los pasajeros si los vehículos no cuentan con la debida seguridad. Además, habitualmente, el transporte se hace bajo la responsabilidad del viajero, de modo que no hay posibilidad de reclamación en caso de que haya algún percance en el que el gato sufra algún daño.

Avisa con antelación

Es importante que avises con antelación para viajar con un gato en bus, ya que algunas compañías sólo admiten la presencia de un único animal por autobús. Asimismo, es importante asegurarse de conocer las condiciones de cada país y terreno cuando se viaja con el gato.

Cómo preparar al gato para el viaje

Antes de comenzar el viaje, es importante que prepare a su gato para la salida. Esto incluye evitar darle comida dos horas antes de la salida, acostumbrarlo a oler el vehículo y, por supuesto, utilizar un transportín seguro y fijo.

Elige el transportín adecuado

Hay una gran cantidad de transportines de todos los tamaños y formas para que tu amigo felino pueda viajar cómodo y seguro.

El transportín debería ser lo suficientemente grande para que el gato pueda tumbarse dentro y considera adquirir uno con una red superior para que el aire circule mejor.

Lleva todos los documentos

No siempre es obligatorio, pero es importante llevar en la mano todos los documentos relativos al gato para que se tenga toda la información necesaria. Esto puede incluir certificados de vacunación, perfiles del comportamiento, etc.

Peso del gato para viajar en bus

Normalmente permiten viajar con el gato en cabina ya que son animales pequeños y de poco peso. El animal debe pesar como máximo 10 kgs (con el transportín). Si el animal viaja en bodega, hay que buscar una compañía de autobuses fiable que pueda garantizar la seguridad de tu mascota.

Consejos para reducir el estrés

Para evitar que tu gato sufra estrés en situaciones como usar el transportín o la mochila de paseo, ir al veterinario o recibir alguna visita, sigue estos consejos. Esto incluye proporcionar tranquilidad al gato durante el viaje, planificar un tiempo para pasar con los familiares, mascotas y amigos en tu visita y brindar la atención adecuada.

Opciones de transporte para tu gato

Además del autobús, también hay muchas otras formas de transportar tu gato. Por ejemplo, si tienes la posibilidad de alquilar un coche, esta puede ser una excelente opción para llevar a tu gato a donde quieras de la forma más segura y cómoda.

En resumen, siempre es importante tomar todas las precauciones necesarias para que tu gato viaje de manera segura. Asegúrate de estar al tanto de las regulaciones y normas vigentes en tu país, preparar a tu gato para el viaje y llevar todos los documentos necesarios. Si sigues estos consejos, ¡disfrutarás de viajar con tu gato sin preocupaciones!
Una vez que hayas aprendido todo lo necesario para viajar en autobús con tu gato, ¡ya puedes disfrutar de tu viaje con tu mejor amigo! 🙂